COSAS QUE APRENDEMOS EN LA CRISIS (II): NO HAY PRECIO RECOMENDADO
 
  

 

No son pocas las veces que nos preguntamos, sobre todo al adquirir un producto nuevo que nos ha pedido un cliente, cuál es el precio recomendado para la venta que sugiere el laboratorio. La mala noticia es que no hay un "precio recomendado de venta al público"  


Es cierto que hace ya bastantes años se publicaban las tarifas de precios no sólo con el precio de venta al óptico sino con el precio recomendado de venta la público, lo cual era bastante práctico para salir del paso cuando algún transeúnte nos pedía un producto que no solíamos trabajar y sobre el cual no teníamos ni idea de que precio darle.

El problema apareció cuando el "precio de venta recomendado" se convirtió en un arma de doble filo. La gente usaba este precio como referencia para ponerlo más barato que el vecino, muchas veces otra óptica a pocos metros de la nuestra, en el mismo barrio, o en el mismo pueblo.

En definitiva cada uno sabe la competencia próxima que tiene y las estrategias de precios y de márgenes que se puede permitir.

Así las cosas, los laboratorios se lavaron las manos del asunto y dejaron de publicar esas tarifas de precios de venta recomendado, obligando a aguzar el ingenio y "decidir" el precio de venta de los productos, muchas veces usando el mismo factor multiplicador que para otros productos similares.

En el fondo el "problema" de no tener esas tarifas nos hace más creativos a la hora de generar nuestra propia estrategia de precios y nos obliga a analizar la competencia cercana.

 

 

 

 
 




X

AÑADIR COMENTARIO





Escribe el código de la caja de más abajo (anti spam):

Code Image - Please contact webmaster if you have problems seeing this image code  Refresh

ATENCIÓN: su nombre de usuario aparecerá en el comentario
X
LOGIN


USUARIO:          

CONTRASEÑA:



Olvidaste tu contraseña?
COMENTARIOS